3 consejos para una exitosa conexión GPS con un TMS

Los sistemas de localización GPS han pasado a ser más que una herramienta de seguridad y vigilancia, a ser pieza fundamental para lograr los objetivos de la gestión del transporte; optimizar el uso de unidades, la eficiencia del servicio y la satisfacción del cliente.

Por lo que, el monitoreo del transporte de mercancías se ha convertido en una de las funciones más importantes de las empresas de este giro, en donde el rol de la tecnología ha sido un impulsor para mejorar la trazabilidad y seguimiento en tiempo real.

Sin embargo, muchas empresas en la actualidad aún se encuentran trabajando con diferentes sistemas para cada área, lo que solamente genera islas de información que merman la productividad y el uso óptimo de la información.

Para solucionar esto, la mejor opción es integrar un sistema para la gestión del transporte o TMS (Transportation Management System), para concentrar en una sola plataforma toda la información y funcionalidades de la gestión, desde la facturación hasta la operación, incluyendo el monitoreo de sus sistemas GPS.

En la cuestión del monitoreo, el contar con toda su información dentro de una sola pantalla, le ahorra a su personal tener que pasar de un sistema a otro para tener el panorama completo, lo que le disminuye los tiempos de operación e incrementa la productividad.

Además, ya no se limitará a conocer la posición de la unidad, sino que también podrá consultar la relación del pedido/cliente que el GPS genera en tiempo real, lo que hace más eficiente la entrega de mercancías y eleva la confianza del cliente.

Sin embargo, antes de elegir un sistema de gestión, es muy importante revisar los siguientes 3 puntos para que la interfaz con tu GPS funcione correctamente y pueda obtener los beneficios que mencionamos.

1. Interfaz con cualquier GPS. Parece obvio, pero no lo es, algunas marcas de software de gestión para el transporte, buscan obtener un beneficio adicional, al limitar la interfaz con su GPS propietario, es decir de su propia marca. Sí tu empresa lleva muchos años trabajando con el GPS de su confianza, no querrás cambiar sólo por esto.

2. Varios proveedores de GPS. Sabemos que a veces por administración, conveniencia, antigüedad y muchísimos factores más, las empresas de transporte trabajan con más de un proveedor de GPS, por lo que es importante que el sistema que elijas permita la interfaz con más de uno.

3. No necesita implementación. Tenga cuidado con los costos ocultos que algunas marcas de TMS tienen, en donde el costo de renta mensual suele ser muy bajo, pero los costos de implementación en sitio son muy elevados. Mientras algunos sistemas solo requieren de la configuración remota para hacer que de inmediato todo funcione.

Sí todavía no cuenta con un sistema de gestión del transporte o su sistema no le ofrece integración con su GPS, platique con uno de nuestros asesores y encontraremos la solución que mejor se adapte a sus necesidades.

PLATICA CON UN ASESOR 

Araceli Hernández
Araceli Hernández

Gestión
COMENTARIOS
SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG