¿Por qué el mantenimiento preventivo ayuda a ser más competitivo?

No importa si una flota de vehículos tiene 3 o 50 unidades. El tamaño de la empresa y de la operación de rutas es lo de menos. La tendencia global reconoce hoy el mantenimiento preventivo como pieza clave para alcanzar la productividad y elevar la rentabilidad.

Gracias al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México ha multiplicado casi en 10 veces su flota de transporte de carga en los últimos 20 años, cada vez es más importante dejar de hacer mantenimiento correctivo (reaccionar ante un problema) y enfocarse en la prevención (actuar antes de que haya un problema).

Esta práctica ha probado ser altamente rentable, de ahí la extensa promoción de su aplicación.

¿Qué significa?

La definición de mantenimiento preventivo en el transporte de carga es simple: son todas las acciones enfocadas a conservar mejor las unidades, lo que incluye una revisión a fondo y constante de las mismas. Consiste en sustituir algunas piezas de las unidades que, si bien pueden no estar del todo averiadas en el momento, a corto plazo no garantizan su funcionamiento.

Una característica que define al mantenimiento de flotas de vehículos es que se aplica mientras las unidades están 100% operativas, evitando fallas a mediano plazo y anticipándose a problemas que puedan provocar pérdidas de clientes, recursos económicos y credibilidad del negocio.

Para explicar lo que puede suceder si no se implementa un sistema de mantenimiento preventivo, veamos el ejemplo en una flota de transporte federal. Si una unidad se descompone en ruta, la mercancía no llega a tiempo con el cliente y se tiene que enviar otro tractor a recoger la caja. Esto implica doble gasto: de operador, diésel, casetas, etc. Además, el costo se eleva aún más ya que también se requierde que una grúa recoja la unidad y la lleve al taller o que un mecánico acuda a repararla hasta el lugar en donde falló, según sea la gravedad del caso.

Cada día que una unidad no esté circulando, representa para la empresa un costo adicional, además de pérdida de ingresos que se deberían estar generando.

Por el contrario, al llevar un control preventivo del mantenimiento, si una unidad va a salir de viaje, pero en el reporte indica que durante el recorrido alcanzará el kilometraje recomendado para el siguiente mantenimiento, el jefe de la flota puede decidir asignar el viaje a otra unidad o realizar el mantenimiento de la unidad antes de salir.

Como puedes ver, llevar un control del matenimiento de las unidades consiste en conjunto de acciones programadas, ejecutadas por personal capacitado, que tiene un control detallado de cada revisión y que se anticipa a los problemas que puedan ocurrir, previendo  afectar lo menos posible la cadena de distribución.

Cada mantenimiento de flotas de vehículos incluye aspectos de:

  • Análisis de productividad
  • Seguridad
  • Limpieza
  • Lubricación y calibración

  • Rotación de llantas
  • Rendimiento de combustible
  • Cambio de aceite y filtros
  • Remplazo de piezas en deterioro


¿Por qué se complica algo tan sencillo?

Las empresas de transporte en México han encontrado dificultades para coordinar y/o programar el mantenimiento de sus unidades.

No se trata sólo de aprovechar las ventajas del servicio de posventa que ofrecen los distribuidores de vehículos, sino de instalar dentro de cada empresa una cultura de prevención que se extienda desde el director general hasta cada uno de los operadores de las unidades.

Aún hoy muchas empresas no entienden que si una o varias unidades no reciben mantenimiento, se vuelven inseguras de utilizar; trasladando a los administradores de flota la responsabilidad ante cualquier negligencia o accidente.

¿Qué soluciones simples hay para implementarlo?

Dependiendo del tamaño de cada empresa, hay soluciones específicas para implementar programas de mantenimiento rentables.

Opción 1: Talleres móviles. Aplica para empresas con flotas grandes. Se trata de llevar el servicio hasta donde se encuentra la unidad, para evitar que dejen de circular en su ruta habitual.  Ofrecen un enorme ahorro de tiempo, porque no hay que desplazar los vehículos al taller.

Opción 2: Apoyarse en los concesionarios. Aplica para empresas con flotas de medianas a pequeñas. Mediante acuerdos con los distribuidores automotrices, se establecen días y horas específicos de revisiones profundas, tratando de disminuir el tiempo en que la unidad está inactiva.

Opción 3: Redes de puntos de servicio. Aplica para empresas con flotas pequeñas. Lo importante es tener detectado, en cada ciudad o región, talleres autorizados donde la unidad reciba el servicio de mantenimiento preventivo una vez vencida la garantía del concesionario. Al ser puntos de servicio autorizados, hay mayor garantía de que se utilicen piezas originales ante cualquier necesidad de cambio.

Opción 4: Mantenimiento Express (tipo pits) Se realiza cada que concluye un viaje y antes de iniciar uno nuevo, el conductor ingresa a la rampa de revisión y/o prevención del taller, en donde informa las anomalías observadas en el recorrido. En ese momento, se realiza una inspección general de la unidad para detectar las reparaciones a realizar en el momento o si requiere alguna reparación mayor, enviar al área de taller. Una vez terminada la inspección, la carga de combustible y limpieza de la unidad, todo esta listo para el siguiente viaje.

Apóyate en la tecnología

Cada kilómetro recorrido por una unidad puede dejar montañas de información. El mantenimiento puede hablar mucho de cómo la empresa hace su trabajo y de cómo cuida el retorno de inversión.

El problema es que las diferencias entre las unidades mal mantenidas y otras que siguen todos los procedimientos de cuidado se reflejan sólo a largo plazo.

La cantidad de datos y decisiones son tantas que sin una plataforma tecnológica bien diseñada y personalizada para tu negocio no podrás sacar todas las ventajas que supone extender la expectativa de vida de cada unidad.

Un software de mantenimiento de unidades tienen la capacidad de desarrollar planes de mantenimiento que aseguran no sólo el buen funcionamiento de la flota, sino que se pagan solos, puesto que te ayudan a prever costos de reparaciones mayores para que actúes con anticipación.

 

http://recursos.lis.com.mx/software-erp-la-clave-del-exito-para-tu-empresa-de-transporte

Equipo LIS
Equipo LIS

LIS Software Solutions

Operación
COMENTARIOS
SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG